San Jaime Altozano (como San Bartolomé)

antonio garcía villarán


Precio habitual €6,600.00
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)
San Jaime Altozano (como San Bartolomé)

Jaime Altozano está caracterizado como San Bartolomé. Fue desollado y decapitado, por eso aparece una cabeza del propio Jaime en el suelo. Pero no sólo aparece como el santo martirizado y también en el suelo, hay una tercera figura de Jaime que está en la parte de arriba mirando la escena desde el muro. En ese mismo emplazamiento vemos una figura que señala la escena, otra que simplemente observa impasible, un maniquí que simboliza a la masa de gente que ve sus vídeos, otra que se tapa los ojos, dos con móviles, una haciéndose un selfie y otra grabando y por último una mujer con una lámpara de aceite. Cada una tiene un significado, como esta última que se entronca con una de las escenas del santo cuando cuentan que una devota llenaba con aceite la lámpara que alumbraba a San Bartolomé. Éste se le apareció y le dijo que no lo hiciese, que ese aceite se lo diese a los pobres. Estas figuras pétreas nos recuerdan a las esculturas que se encuentran en muchas iglesias y catedrales, como por ejemplo en El Vaticano. También aparecen unos huesos que brillan en el suelo. Cuando mataron al santo hicieron esparcir sus huesos por el bosque, ya que seguían haciendo milagros. San Bartolomé se le apareció a un monje y le dijo que fuese de noche a recogerlos, ya que se iluminarían como ascuas de fuego.

Técnica: Óleo

Soporte: Lienzo

Medidas: 195 x 130 cm

Fecha de realización: Marzo de 2022

Productos relacionados